COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

domingo, 27 de noviembre de 2011

Animales Mágicos El Gato




El gato es un animal del reino mágico. Están a menudo en contacto con los ángeles de la naturaleza, duendes, heinzelmännchen, demonios del grano, criaturas del fuego, brujas, hechiceros y demonios, entre otros seres. El gato posee algunas habilidades mágicas y está considerado un profeta del tiempo, y también puede presentir los terremotos.


Es un excelente guardián que custodia los tesoros del templo o de la casa que están bajo su protección. Nada se les escapa; puede ver las energías y los espíritus que hay en el espacio. Ahuyentan a los intrusos y a los seres oscuros que pretenden colarse en su hogar o en su templo. Asimismo, protegen los espacios de energías extrañas.


A un nivel de energía,  no es posible entrar en un espacio del que es responsable un gato. Como si de un juego se tratara, es capaz de moverse entre los mundos, y es un animal mensajero de los diferentes reinos. Posee, entre otros, el don de la transformación de aspecto, de hacerse invisible, y de caminar a hurtadillas. Cuida secretos mágicos y antiguos conocimientos.


Escuchar a un gato es una buena manera de comprender los poderes y las energías que quieren hacerse sentir. Cuando el gato se limpia, anuncia una visita y, cuando arquea el lomo, significa que llegan invitados. Si se lame la pata izquierda, alguien saldrá de la casa. Limpiarse la oreja derecha quiere decir que llegarán invitados a los que tienes ganas de ver; si se limpia la izquierda, indica la llegada de invitados indeseados.


Si el gato se lava la cara la visita será femenina y si se lava la espalda la visita será masculina. Lamerse las patas traseras y/o frotarse contra la pata de una mesa o la jamba de la puerta significa huéspedes forasteros. Un gato negro trae mala suerte si le pasa a uno entre las piernas. Si un gato maúlla lastimosamente cerca de una casa, anuncia muerte. En una casa en la que un gato se siente a gusto reinan las bendiciones.


Si los gatos desentonan, se anuncian desgracias y disputas. La aparición de un gato extraño en una casa indica un cambio fundamental, una defunción, una despedida o un nuevo comienzo. Si un gato pierde pelo o muestra un comportamiento insólito y extraño puede ser un indicio de que hay demonios o fuerzas en la casa con las que el gato lucha, con las que no acabará tan fácilmente.


Un gato de tres colores brinda protección contra el fuego. En todo caso el gato es el que está más en contacto con todos los seres elementales que nos rodean y el que hace más viajes astrales pues para ellos viajar así es de lo más natural, al igual que casi todos los animales me atrevería a decir, que el gato no sabe cuando le llega la hora de su muerte, porque para ellos es un viaje más al otro mundo del cual no hay retorno.



Imágenes de Cyra R. Cancel



domingo, 20 de noviembre de 2011

Reino Animal




La diosa Fauna, la soberana de los animales, conoce muy bien su territorio divino. Los animales ellos vivifican la naturaleza son la expresión pura de las fuerzas. De todo tipo, de muchas formas divinas.




Se pueden manifestar, bailan sus danzas dejan sus huellas, muestran las naturalezas. Sus sentidos son muy amplios, están relacionados con la Unidad. Viven en y con la divinidad aquí, pues esta es su naturaleza divina. Son mensajeros de la luz pero también amenazan con sus patas.




A veces son ruidosos, a veces silenciosos, instruyen a los humanos a su manera. Aprenden a denominar sus caminos. Aquí puedes aprender mucho sobre la naturaleza, también de ti. Encontrarás el acto divino en los distintos campos. Son expresiones de muchos tipos de fuerza.




Si te tocan, ¿cruzan tu territorio? Así que escúchalos, sé silencioso. Te mandan conocimiento a su manera. Aquí se personan los mundos, muestran las fuerzas en la luz. Ellos son el impulso, la fuerza, el acto, ellos son la sombra, que grita: ¡parad y esperad! Son los mensajeros de la naturaleza superiores, tan solo dan su amor de forma incondicional.

 


Mantienen aquí el equilibrio, de vez en cuando son enviados frente al tribunal superior. Los maravillosos mensajeros, están aquí para sondear. Establecen los límites en sus bailes desmesurados. Prestan atención y hónralos, pues de donde proceden, nunca lo sabrás. Déjate guiar, instruir, y llevar a adorar lo divino. A su manera, con su fuerza despiertan el elixir de la vida.




ORDEN DEL REINO ANIMAL


Guardianes: Fauna, diosa romana del territorio y del bosque.

Símbolos: Todo lo que está relacionado con los animales plumas, pieles, cuernos, etc.

Superiores: Cernunnos, el dueño celta de los animales.

Primer nivel de desarrollo: Forma de los animales; seres elementales corporales de los animales; seres minerales de los animales; pequeños seres animales que forman parte de uno mucho mayor.




Segundo nivel de desarrollo: Guardianes de los reinos naturales; animales del bosque y de la pradera; hadas, enanos, trols; ángeles de la naturaleza que protegen a los animales; ángeles que se presentan a través de los animales; demonios y fuerzas del Inframundo, que pueden mostrarse a través de los animales; maestros/as, así como dioses/as que se expresan a través de los animales.




Dioses y diosas: Hanuman (dios del mono hinduista, mezcla de mono y ser humano, dios protector de los pueblos; su símbolo es el Pavian, y se representa con color rojo y carbón), Toman (diosa pájaro siberiana y ama de las aves migratorias), Hemen (dios del cielo egipcio con cabeza de halcón, también aparece como halcón), Anubis (dios de los difuntos egipcio con cabeza de perro, también aparece como perro)




Bastet (diosa egipcia de la fertilidad y el amor, con cabeza de gato, también aparece como gato), Sachmer (diosa egipcia de la guerra con cabeza de león, también aparece como leona), Ipet (dios de la caza siberiano y dueño de los animales; vive en las raices), Kurma (sánscrito para “tortuga”, forma corpórea de la energía universal), Kutchu ( dios siberiano para “cuervo”, en Liberia es quien trae la salud), Lachar (diosa sumeria y forma corpórea de la madre carnero).




El reino animal actúa sobre todos los niveles y dimensiones. En nuestra realidad cotidiana, los animales pueden ser nuestros fieles amigos y acompañantes. O bien actúan a través de los sueños. A veces aparecen de repente, nos transmiten un mensaje y desaparecen de nuevo. Los animales llevan consigo una gran medicina para nosotros, ya que nos acompañan en algunos casos a lo largo de nuestra vida, o en un momento importarte de la misma.

 



jueves, 17 de noviembre de 2011

Leyenda Hindú, La Divinidad





Brahma y los dioses crearon la miríada de formas de vida del universo, y entre ellas a los seres humanos, eso nos dice la mitología hindú. Los dioses recibieron el poder de otorgar grandes bienes a sus adoradores. Son los poderes que se hallan tras los elementos del mundo natural, como el viento, la lluvia y la propia tierra. La diosa de la tierra, Bhumi, es considerada por los hindúes una de las siete madres. Sin embargo por poderosos que sean los semidioses, tras ellos está Vishnu, que es quien realmente lo conserva y lo controla todo. Sin él nada puede nacer. A los grandes espíritus se les llama “Devas”. Cada uno de ellos es responsable de un aspecto concreto de la naturaleza, que se representan en su forma personal, como Agní, dios del fuego.




Otros ejemplos destacables es la diosa Ganga, espíritu del río Ganges. Es hija del Himalaya. Fue puesta en los cielos como la celestial Vía Láctea y devuelta a la tierra como penitencia del rey Bhagiratha para quedar enredada en lo cabellera de Shiva. Sus devotos creen que limpia los pecados. Los dioses tienen sus devotos al igual que sus festividades. Los principales dioses, como Indra, rey de los cielos, y Kartikeya, dios de la guerra, son venerados en la India. A nivel local se venera a los dioses de la población, como Sitala, diosa de la viruela, que protege de esta enfermedad. En cualquier caso, todos los dioses y diosas on intermediarios de las tres grandes deidades; Vhisnu, Shiva y Devi, y en última instancia del espíritu supremo.




Una vieja leyenda hindú explica que hubo un tiempo en que todos los hombres eran dioses pero abusaron tanto de su divinidad que Brahma, el señor de los dioses, decidió quitarles el poder divino y esconderlo en un lugar donde sería imposible de encontrar. El gran problema fue buscarle un escondite.


Entonces los dioses menores fueron convocados a un consejo para solucionar ese problema y propusieron esto:


"Enterraremos la divinidad del hombre en la tierra". Pero Brahma contesto: "esto no valdría para nada porque el hombre cavará y la encontrará".


Entonces los dioses replicaron: "en ese caso, ocultaremos la divinidad en lo mas profundo del mar". Pero Brahma contestó de nuevo y dijo: "no, porque tarde o temprano el hombre explorará los fondos de todos los mares, un día la encontraría, y la sacaría de donde está".


Entonces los dioses concluyeron: "no sabemos dónde esconderla pues no existe sitio en la tierra o en el mar donde el hombre no pueda llegar".


Entonces Brahma dijo: lo que vamos a hacer con la divinidad del hombre es esconderla en lo más profundo de él mismo porque es el único sitio donde no pensará jamás en buscar".


Así concluye la leyenda. El hombre ha dado la vuelta a la tierra, ha explorado, escalado, sumergido y cavado, a la búsqueda de algo que esta dentro de sí mismo."


Mientras que Brahma es el creador y Vishnu el conservador, la ira de Shiva representa la forma destructora que aniquila el cosmos. La muerte es la precursora de la vida a la que todo tiene que resignarse, como se cuenta en el Bragavad Gita: “ El que ha nacido debe morir y el que ha muerto debe volver a nacer. No retrases lo inevitable”.
Al final del universo, el Sol y la Luna dejan de brillar y todo se vuelve oscuro.




lunes, 14 de noviembre de 2011

El Mágico Valle de las Hadas





Adentrarse en este mundo lleno de fantasía, color y música, donde nada más entrar vemos todo verde, de flores, árboles bien peinados y con cada hoja en su sitio, un lugar donde se respira paz y armonía, donde el canto de los pájaros es música para nuestros oídos, pues hacen que sus píos sean como los de una orquesta.




El olor y los aromas de todas las flores, arbustos y hasta la misma tierra se conjugan en una mezcla de esencia mágica en el ambiente para transportarte a este mundo de fantasía, donde se percibe los instintos del ser que sueña, anhela o tiene ilusiones. Donde te gustaría estar siempre para evadirte de la realidad más cruda.




Un mundo lleno de alegría y bienestar. ¡Bienvenidos al hermoso valle de las hadas! Que con esmero, amor y mucho cuidado han hecho con tanto tesón para poder disfrutar de este paraíso. Allí nos encontramos con los duendes que no hacen otra cosa que trabajar, en el hierro, metal, madera y hasta la piedra, sillas, mesas, zapatos, cubiertos y adornos, un sin fin de cosas útiles para sus labores.




Las hadas del agua limpian los ríos, pozos, fuentes y mares se encargan de tener un orden y disciplina, para que los animales que viven en estos lugares sientan la dicha de estar protegidos y cuidados por ellas. Y cuidan tanto de su hogar que no dejan que nadie ocasione ningún mal, castigándolos así pues si se da el caso. Las hadas de las flores, las pintan de colores y otras les dan un perfume o fragancia para que se perciba el aroma que trasmita ensueño y felicidad.




Las colocan bien erguidas, bellas, y resplandeciente ante el astro Sol que las admira. Las hadas del viento mueven la brisa como una suave y tierna caricia, moviendo las nubes en un solo sentido haciendo de cada una de ellas formas diferentes en el azul del cielo, se divierten de esta manera, una gozada disfrutar viendo como cantan mientras bailan y vuelan entre los suspiros que salen de ellas.




Admirar todo esto influye como serenidad para los sentidos. Y no digamos las hadas del Arco Iris, bellas con sus colores repartidos y bien colocadas forman con definición la hermosura de este arco que tanto nos gusta admirar y hasta jugar para ver qué color se define más. Las hadas de la tierra pisan fuerte pero sus piececitos parecen que floten porque son tan delicadas que parecen que dancen cuando caminan, realizan sus tareas con mucho mimo, colocando cada planta, piedra, arbusto, árbol etc. en su sitio correspondiente.




Así quedan como adornos que hacen que el bosque esté lleno de diversas formas, colores y hasta retoques que quedan como postales, paisajes hermosos y lindos lugares, donde poder relajar con cariño cada parte de nuestro cuerpo y porque no, de nuestro pensamiento. Un sentir que nos lleva hasta los sitios más recónditos, donde disfrutar es el verbo principal, el amor por excelencia y la protección de lo bello que tenemos que cuidar, preservar y proteger de todo mal.




Las hadas nos enseñan los valores que nos ofrece La Madre Naturaleza, ella estando cerca nos protege de igual manera. Así que nunca dejes de soñar, para sentirte nuevamente un/a niño/a, para que no muera nunca la magia que existe en ti, creer es poder y sentirlas es introducirte de visita en su mundo, no lo olvides; están por todas partes, tan sólo tienes que creer y si ellas quieren y además se sienten a gusto contigo te invitarán a su valle, en un mágico sueño.







© 2011 Rosana Martí


martes, 8 de noviembre de 2011

Las Hadas De Lisa Jane




Lisa Jane New, es una fotógrafa estadounidense nació en Portland-Texas. Comenzó hacer fotografías en la escuela secundaria, su padre le regaló una cámara “Hasselblad” y desde entonces ha captado todo lo bello del alma. Lleva 25 años realizando fotografías artísticas y llenas de magia a recién nacidos, niños y adultos. A través de su objetivo capta la esencia pura de la inocencia y la viste de hadas, ángeles, princesas, etc. para el deleite de los entendidos y los menos entendidos, un arte que lleva la sensibilidad más floreciente en el objetivo de su cámara. Actualmente es profesora internacional y es reconocida su obra mundialmente, ha escrito 3 libros y ha ganado numerosos premios y reconocimiento a su labor como fotógrafa. Aquí os dejo algunas de sus fotografías de su mundo de hadas.












Imágenes e información obtenidas de sus webs:








martes, 1 de noviembre de 2011

Las Vulkani




Representantes femeninas de la clase superior de los espíritus del Fuego. Naturalmente pertenecen el Reino del Fuego y están emparentadas con las salamandras. Los Reinos de Fuego se localizan en los lugares más apartados del mundo de los humanos y allí se intensifican la parte demoníaca de los espíritus de la naturaleza.


 

Las Vulkani son representadas a menudo como mujeres o muchachas, como damas extravagantes o frívolas. En general, son de una buena altura y de hermosa apariencia. A su manera, son impacientes, caprichosas, irritables, siempre están en movimiento, listas para luchar en cualquier momento, y ponen su libertad por encima de todas las cosas.




Les encanta pelear y no necesitan ningún motivo especial para liarse a golpes. Aparecen a menudo llevando los diferentes colores del elemento Fuego como el rojo, naranja y amarillo chillón, pero también el azul eléctrico del interior de las llamas desde el rojo oscuro hasta el negro. Son inquietas e inconstantes, como su elemento.




No se apegan a ningún lugar. Se sienten a gusto allí donde crepitan las llamas. De la misma forma habitan en cráteres todavía activos, en incandescente magna, hornos calientes, rayos cargados y ocasionalmente en fuentes herméticas de electricidad. En los ascendentes vapores venenosos y del fuego de esos lugares miden sus fuerzas entre ellas.




Las Vulkani aman el fuego en todas sus formas. Así pues, se sienten en su elemento cuando hay incendios en el bosque o arden los matorrales. Extremadamente chillonas, extáticas y animadas por una fuerza salvaje, sólo tienen un objetivo: prolongar aún más el fuego. En las explosiones de fuego prorrumpen en chillidos y júbilo.




En las brasas, ponen de relieve su absoluto entusiasmo en formas que cambian incesantemente. Lo principal es que la cosa avance. Calor, movimiento, caos, así es como se sienten bien. Se deslizan hacia abajo en pos de los rayos para atizar en fuego al final de éste. Cuanto más fuerte aticen las llamas y más luminosas y altas ardan éstas mayor es el éxtasis desenfrenado y extático de las Vulkari. Sin embargo, las llamas se extinguen, así que vuelven a las profundidades y esperan impacientemente hasta que la fuerza del fuego vuelva a llamarlas y alimentarlas.




Las Vulkari evitan y temen el agua porque las disuelve. La tranquilidad, el silencio, la paz y la armonía son un espanto para estás hadas. Las personas que han desarrollado un carácter pacífico y todo tipo de ángeles les ponen de los nervios y les provocan dolores de cabeza. Huyen de esa forma de energía.

 



El cometido de las Vulkani consiste en alimentar la irreprimible y salvaje fuerza de crear así movimientos e incalculable transformación. La materia no es un obstáculo para ellas. Las personas que juegan imprudentemente con fuego, especialmente los niños, las inducen a provocar incendios.




Los pirómanos (enfermizos incendiarios) están ocupados con ellas. Si sienten afecto por alguna persona, están preparadas para refrenar su impetuosidad y para refinar su energía, aun cuando, ocasionalmente, sale a la luz su naturaleza original. Por amor pueden ser fieles y sinceras, entregan su calor de una forma equilibrada, dejando salir sólo de vez en cuando una pequeña “broma de fuego”. ¡Pero cuidado aquellos que decepcionan a estos seres, porque para ellos hay el riesgo de explosión!










 

Entradas populares